Concepción Arenal da nombre a la pequeña calle donde está la Sala Capitol, curiosa la pequeñez de la calle y la grandeza del personaje. Socióloga, jurista y activista fue un referente esencial del pensamiento reformista del s. XIX y una de las mentes más lúcidas y comprometidas de la Historia de España. Sin embargo, y hablo en general, poco sabemos de ella.